Testimonios

Benjamin Gastelum

Colegio El Camino 2012-2019

El programa de Bachillerato Internacional fue lo mejor que me ocurrió en mi carrera académica. No solo me ayudó a desarrollar habilidades importantes que podría aplicar en mis estudios futuros, sino que la larga y rigurosa naturaleza del programa me llevó más allá de mis límites de lo que creía que era capaz de hacer...

Leer Mas

Antes de ingresar al programa de Diploma, no estaba al tanto de lo valiosa y enriquecedora que podría ser la investigación y el estudio independientes. Siempre me hicieron creer que el profesor era el único responsable del aprendizaje de los estudiantes, más tarde descubrí que este no era el caso y que mi aprendizaje iba mucho más allá del material cubierto en el aula. A través de la producción de las evaluaciones internas y el ensayo extendido, experimenté verdaderamente cómo era tomar la información adquirida a través de la investigación independiente y el aprendizaje en el aula, y aplicarla a proyectos significativos.

Sin embargo, no todo lo que el BI me enseñó estaba directamente relacionado con mis estudios. Con cosas como el perfil de aprendiz del BI y el programa CAS, pude ver a mi comunidad con una perspectiva completamente nueva. Me comprometí más con las actividades, hice más preguntas y, por primera vez en mi vida, reflexioné sobre cómo podría marcar una diferencia, grande o pequeña, dentro de mi comunidad. Aprendí los beneficios del trabajo en equipo efectivo y la importancia de la perseverancia cuando se trata de proyectos a largo plazo.

Graduarme del BI, me dio el sentido más extraordinario de realización y cumplimiento. No solo pude terminar con éxito el programa y recibir el diploma, ahora soy un estudiante más seguro. Siempre recordaré con cariño estos 2 años, y estoy ansioso por ver cómo puedo aplicar mis aprendizajes del BI a mis futuros estudios.

Regina Albornoz

Graduado, 2008-2020 Recipiente De Diploma BI Y Valedictorian

Mi nombre es Regina Albornoz Velázquez y fui estudiante de Colegio El Camino por 15 años, desde primero de kinder hasta tercero de preparatoria. Estoy sumamente agradecida de haber recibido la oportunidad de estudiar en una escuela IB ya que me cambió completamente, no solo como alumna, sino como persona...

Leer Mas

Durante mis dos años en el programa de Diploma, aprendí que mi educación va más allá de lo que vemos dentro del salón y que la investigación independiente es igual de importante. Antes dependía totalmente de mis maestros para aprender, y el enfoque de aprendizaje del IB me obligó a utilizar otras fuentes de información para poder tener un conocimiento objetivo y completo de mis materias. El programa de estudios te incita a que cuestiones lo que aprendes y que seas una persona que convierte la curiosidad en motivación para indagar, aprender y usar ese conocimiento para formar tus propias conclusiones e ideas. Al finalizar el diploma, me di cuenta de que mi manera de observar el mundo, incluso fuera de la escuela, cambió a ser una más crítica y analítica.

Sin embargo, el programa de IB te desarolla como un estudiante completo, y esto no solo implica lo académico. A través del programa CAS tuve la oportunidad de aportar a mi comunidad dando clases de inglés en escuelas de pocos recursos, participando en programas ambientales y siendo miembro del equipo de fútbol de la escuela. Todo esto me ayudó a mejorar la forma en que administro mi tiempo y aprendí a encontrar un balance entre mi vida social y académica. Gracias a CAS desarrollé un sentimiento de deber con mi comunidad y mi país que no tenía antes y que espero continuar desarrollando en la universidad.

Para las futuras generaciones y quienes estén considerando entrar al programa, puedo asegurar que es mentalmente y físicamente retadora, pero al final de los dos años verán que su esfuerzo habrá valido la pena. Con o sin diploma, las habilidades que desarrollarán se las llevarán con ustedes y les servirán para el resto de su vida. Sin duda alguna, haber obtenido el diploma es uno de los logros más importantes de mi vida, y me ayudará a conseguir más en el futuro. Gracias a la complejidad de los trabajos, llegaré a la universidad preparada para ese nivel de dificultad académica, y siento que mi educación IB me dió una ventaja para poder afrontar este desafío.

Gracias Colegio El Camino.